Mi hijo es perfecto

Eso es lo que piensan algunos padres. En cuanto les llaman del colegio para comentar algo que ha hecho el niño o niña la respuesta es: ¡Mi hijo no! Cuando les cuentan que ha pasado algo en la calle con sus amigos ¡Mi hijo no! Les dicen que en… ha ocurrido algo… ¡Mi hijo no! Pues a veces es si. Estos padres y madres siempre defienden a sus hijos y no se paran a pensar que quizá alguna vez sea ¡Su hijo si!

Que los niños o los adolescentes van a cometer errores es evidente. En demasiadas ocasiones los padres no son conscientes de como se comportan sus hijos o de los problemas que tienen. Si estos padres no lo ven mientras crecen sus hijos, después los hijos se lo harán ver a los padres. Quizá de forma no correcta.

Tu hijo, puede ser que si.

Anuncios