¿Mejores o peores?

A veces la convivencia entre los niños en los colegios se convierte en las comparaciones de si son mejores o peores que sus compañeros en los estudios o en el deporte. Si las actividades extraescolares que hacen son más o menos beneficiosas. O simplemente si la ropa o zapatos que llevan les igualan a los demás o no. Solo de leerlo ya nos da que pensar en la clase de niños y niñas que estamos educando.

Se ha de enseñar a los niños a no compararse con los demás y sobre todo no valorarse por las diferencias, a favor o en contra, que tienen con los otros niños o niñas.

Es mejor potenciar su autoestima y hacer que valoren lo que son y lo que tienen. Que se quieran por ellos mismos. Que se alegren por sus triunfos y que luchen contra sus derrotas. Pero no por alcanzar o superar a los otros. Si los superan estaremos criando niños prepotentes. Sino los superan, niños infelices y que aprenderán a rendirse a la mínima dificultad.

¿Y vosotros os comparáis con los demas? Recordad, los niños aprenden más de lo que hacen los padres que de lo que dicen.

 

 

Anuncios