Educar sin gritar

COMO HAN DE ACTUAR LOS PADRES
 Poner unas normas claras, adecuadas a la edad y personalidad de los niños y
ser coherentes a la hora de aplicarlas. Esto facilita a los niños saber que tienen
que hacer y cuando, o lo que no pueden hacer.
 Recuerda que hay que explicarles las razones de la norma, la norma en sí y la
consecuencia de no cumplirla. Si cuando no cumplen aplicas la consecuencia,
no es necesario gritar.
 Establecer unos buenos hábitos de comunicación.
 Cuando le quieras comunicar algo a tu hijo usa un tono de voz serio, bajo y
tranquilo, y sobre todo habla con calma.
 Prepárate ante la posibilidad de escuchar cosas que no te gusten y atiende las
razones de tu hijo. Has de ser comprensivo, pero no permisivo.
 No insultar, avergonzar, amenazar, reprochar, etc ironizar, usar el sarcasmo o
menospreciar los comentarios de los hijos. Al final acabará en una discusión.
 Los padres son el ejemplo de sus hijos, por lo que tienen que aprender a
controlar las emociones delante de estos. No debes descargar tu enfado con él.

TÉCNICAS PARA EVITAR GRITAR
 Mirar hacia el suelo, respirar profundamente y contar hasta 10 te ayuda a no
gritar.
 Sujetarse las manos ayuda a mantener una postura corporal relajada.
 Sentarse para hablar con el hijo, facilita que la conversación sea menos tensa.
 Mantén el contacto visual cuando estés hablando con tu hijo o hija
 Los adolescentes necesitan tranquilidad para resolver sus conflictos, si ves que
el tono de la conversación se eleva, es mejor dejar la conversación para otro
momento. Sino acabaréis gritando, enfadados y sin resolver el problema.

Anuncios