Redes sociales.

Vivimos en una sociedad en la que nuestros hijos son nativos digitales, o sea que han nacido en contacto con las nuevas tecnologías. Es curioso cómo a un niño pequeño le dejas un libro con dibujos y él los toca con el dedo a ver si ocurre algo. Los mayores las hemos tenido que ir aprendiendo conforme las vamos usando, pero aún con todo, existe una gran brecha digital entre ellos y nosotros. Esta brecha hace que en muchas ocasiones los padres no sepan que hacen sus hijos cuando están conectados, sobre todo cuando son adolescentes. El uso principal que hacen estos de las nuevas tecnologías son las redes sociales. Las más comunes son Facebook, Instagram, Twitter y WhatsApp. Y aunque la mayoría de nosotros las conocemos, hay padres y madres que no saben que sus hijos tienen una cuenta de Facebook o de cualquier otra red social, con lo que esto puede implicar para el chico o chica. Como todo, bien usadas ofrecen infinitas posibilidades, tales como, entrar en contacto con gente de otros lugares, mantener contacto con personas conocidas que viven a larga distancia o simplemente comunicarse con los amigos. No nos podemos olvidar que son la herramienta que utilizan para sociabilizarse. Pero como todo tiene su lado oscuro. Las redes conllevan una serie de riesgos en doble dirección. Los menores pueden ser víctimas de alguna de las amenazas o también, por desconocimiento, pueden incumplir alguna de las normas referidas a datos o informaciones de otras personas.

PELIGROS DE LAS REDES SOCIALES

 CIBERBULLYING: Uso que realizan los menores de edad de las redes para acosar a otros menores con el objeto de causar humillación, vejar injustamente o atormentar.
 SEXTING: Difusión o publicación de contenidos sexuales producidos por el propio protagonista, en un principio de forma voluntaria, utilizando el móvil u otro dispositivo. Tiene mayor incidencia en chicas que en chicos.
 GROOMING: Conducta de ciertos adultos que, con malas intenciones y a través de las nuevas tecnologías, intentan contactar con menores de edad.
 HACKING: Usar el perfil de otra persona o enviar mensajes con otra identidad, debido al conocimiento de la contraseña.

A tener en cuenta, y muy importante, es que más del 80% de los padres de niños o niñas que son acosados o bien acosadores, no son conscientes de ello. Esto es preocupante, ya que le puede pasar a cualquiera. La clave para prevenir estos problemas es la supervisión y la implicación de los padres y madres. Una buena comunicación en la familia y crear un clima de confianza para educar al niño o niña en buenos hábitos de uso de las redes, así como la educación en los valores de respeto, amistad, empatía y responsabilidad, ayudará a prevenir estos peligros. Lo que no se debe hacer es prohibir el uso de las redes, esto puede hacer que busque otras vías, para conectarse, mucho menos recomendables y fuera de control.
A veces a los padres les es difícil saber si sus hijos tienen problemas con las redes sociales. Vigila si hay modificaciones inexplicables de sus rutinas como: Disminución del rendimiento escolar, ansiedad, pérdida de confianza en sí mismo o aislamiento familiar o social, además de una actitud hostil con los padres o hermanos. Esto nos puede llevar a sospechar que algo sucede.

Nos tenemos que poner al día en el uso de la redes, aprender a usar sus herramientas, para conocerlas y así poder orientar a los hijos.

PAUTAS PARA MENORES

 Si el hijo se siente acosado, insultado, amenazado…, ha de desconectar y contárselo a los padres. Es bueno que tome nota en un cuaderno cada día lo que te suceda.
 Debe de tener cuidado con lo que publique, puede verlo cualquiera.
 No ha de compartir su vida con todo el mundo, solo con personas que conoce. Configurar bien las opciones de privacidad de las redes sociales. Es muy importante.
 No debe de publicar informaciones de otras personas. Respetar los datos personales de los demás, sólo a ellos les pertenece.
 Si pertenece a alguna comunidad virtual, participa y contribuye de forma positiva.

RECOMENDACIONES PARA LOS PADRES

 Vigila los mensajes de tu hijo y si detectas mensajes injuriosos, tanto recibidos como enviados no minimices su importancia ni explotes en ira. Dialoga con las partes implicadas.
 Vigila si tu hijo es víctima de rumores y críticas, tanto vejatorias como acusadoras, empieza fuera de la red pero hay muchas posibilidades de acabar en ella.
 Si accede a correos o perfiles de otras personas adviértele de las consecuencias que puede tener. Evita que facilite sus contraseñas a otras personas
 Visita sus perfiles de las redes sociales por si aparecen comentarios ofensivos o por si es tu propio hijo el que hace estos comentarios.
 Adviértele de lo inadecuado que es publicar fotos de otras personas y estate atento de que no difunda rumores.
 El ordenador ha de estar en sitios comunes de la casa.
 Dialoga con tus hijos, muchas veces no son conscientes de los peligros que corren.
 Créate un perfil en la red social y hazte amigo de tu hijo.
 Explícale normas de seguridad básicas de navegación, como no aceptar amigos que no conozca, no dar demasiados datos de identidad y pensar antes de publicar fotos.
 Edúcalos de forma que si alguien contacta con ellos y dudan de sus intenciones, te avisen de lo sucedido.
 Establece unas normas para el uso del móvil y ordenador.