El grupo de whatsapp de padres y madres.

– Hemos de recordar que el grupo de padres tiene una finalidad de estar comunicados para cuando haya alguna ocasión en que se hayan de poner mensajes para todos y por eso mismo, los pueden leer todos con sus pros y contras.

– No usar el grupo para poner vídeos o chistes, ya que no es el objetivo del grupo.

– No pedir los deberes del hijo por costumbre, recuerda que solo se ha de hacer en casos excepcionales. Sino corremos el riesgo de no enseñar a los hijos a ser responsables de sus tareas.

– Si tienes algún problema con el profesor o profesora de tu hijo o con el centro educativo, el grupo no es la forma de solucionarlo. Lo mejor es que vayas a hablar en persona con quien corresponda y mires de solucionarlo.

– Recuerda que todo lo que se escribe en el grupo, lo pueden leer todos los padres y madres de la clase y además siempre queda ahí. Antes de darle a enviar piensa lo que has puesto.

– Si tienes algo que hablar con algún padre o madre en concreto, es mejor que lo hagas por privado. Esto ayuda a no colapsar el grupo y a dejar las cosas que no correspondan a este fuera del alcance de los demás.

– El grupo de padres y madres no es un grupo de amigos. No conocemos bien la forma de pensar o de actuar de todos los integrantes de este. Es importante tenerlo presente. A veces es mejor generarse un grupo más pequeño de los papás y mamás de los amiguitos más cercanos a tu hijo.

¿Estás sufriendo problemas de convivencia en casa con tu hijo? ¿Tu hijo no cumple sus tareas? Nosotros te ayudamos a resolverlos con nuestro Método.
¡Aquí estamos para ayudarte, llama!
CITA PREVIA: 666777049

Como gestionar la vuelta al cole de los hijos.

– Habéis de marcar un horario desde el primer día para que se vaya acostumbrando a él, por supuesto se han de acostar a una hora prudencial, según la edad y levantarse con suficiente tiempo para no ir con prisas.

– Normalmente al principio les cuesta salir de casa a tiempo, acostarse a la hora, ponerse a hacer los deberes en el horario establecido. Se les ha de entender, pasa lo mismo con los mayores a la vuelta de vacaciones. No se ha de perder la paciencia ni gritar, tampoco se ha de permitir que no cumplan con el plan establecido. Esto ayudará a que se adapten al ritmo de instituto o colegio lo más rápido posible y las cosa empiecen con buen pie.

– Conocer a los amigos con los que se juntan en el colegio o instituto es fundamental. Si ha cambiado de colegio o instituto, o bien ha cambiado de amigos (esto es normal en la adolescencia) y no se les conoce, se puede hacer una fiesta o buscar un evento donde nos sea posible conocerlos. Los amigos son un pilar fundamental, sobre todo en la adolescencia.

– Evitar la sobreprotección, los hijos han de saber solucionarse los problemas y sobre todo aprender a ser autónomos. Esto les ayuda a madurar y les hace más responsables y aumenta su grado de satisfacción.

– Pedir una reunión con el tutor o tutora lo antes posible para saber como va el hijo o la hija en el colegio o instituto. Sobre todo ir a una con los profesores ayudará a los hijos. Los profesores quieren lo mejor para sus alumnos, aunque su forma de hacerlo no te guste, has de ir a la una con ellos.

– Es muy aconsejable que se apunten a alguna actividad extraescolar. Estas ayudan a socializar mejor a los chicos, los distrae y entretiene aprendiendo. Se debe buscar una que les guste, las obligaciones están en el colegio. Si empiezan han de acabar el curso en ella, no puede ser que pasen por tres o cuatro a probar. Cuando han tomado la decisión, han de asumir su responsabilidad.

– Han de hacer ejercicio físico, algún deporte en un club o simplemente en compañía de familia o amigos. El deporte ayuda a regular el organismo y les relaja, haciendo que sea más fácil concentrarse, dormir y tener una vida activa. Además adquieren hábitos saludables.

¿Estás sufriendo problemas de convivencia en casa con tu hijo? ¿Tu hijo no cumple sus tareas? Nosotros te ayudamos a resolverlos con nuestro Método.
¡Aquí estamos para ayudarte, llama!
CITA PREVIA: 666777049

Consejos para el fin de las vacaciones de los hijos.

Todavía quedan días para que las vacaciones de los hijos terminen, pero no viene mal tener presentes estos consejos para que el aterrizaje hacia la rutina sea lo menos traumático posible.

– Habla con tu hijo de las cosas positivas que tiene la vuelta al cole. Volver a ver a los amigos, retomar las actividades extraescolares y también esas actividades que en familia se hacen los fines de semana.

– Procura que el niño esté en casa, duerma en su dormitorio y se vea con algún compañero de clase unos días antes de volver al colegio.

– En muchos casos habrán tenido que hacer el libro de ejercicios de vacaciones, es bueno unos días antes repasar los ejercicios que ha hecho para que empiece a entrar en contacto con los contenidos escolares.

– Ves adaptando progresivamente el horario del niño al horario que llevará durante su jornada escolar. La hora de acostarse, la de levantarse, las horas de las comidas, de la ducha… Esto ayudará a que su cuerpo esté habituado a los ritmos escolares.

– El horario de juegos y videojuegos se ha de ir aproximando al mismo que tendrán durante el curso escolar. Sobre todo el de videojuegos, ya que estos son muy adiptivos.

– Tenemos que mantener una actitud positiva y transmitírsela a los hijos con respecto a la vuelta al trabajo. Si nos quejamos nosotros o tenemos una actitud negativa, a nuestros hijos les costará más tener la actitud positiva.

– Tener paciencia con los hijos es fundamental para ayudarles en la vuelta al colegio. Es normal que estén malhumorados o no tengan apetito. No lo podemos arreglar con gritos o presionando a los hijos. Hemos de entender que el cambio de la inactividad y vuelta al colegio les afecte a sus rutinas y sobre todo a su carácter.

Pedro García y Francisco Castaño

Si tienes problemas con la conducta de tu hijo o hija nos puedes llamar al teléfono: 666-777-049

Como enseñar a tu hijo a esforzarse.

– No valores el resultado de lo que hace tu hijo. Valórale el esfuerzo que le ha costado hacerlo. Además de disfrutar más del resultado, le enseñará a luchar para conseguir lo que quiere.

– Si comete errores, no se los tapes. Tiene que aprender que todo el mundo comete errores y sobre todo que ha de corregirlos para seguir avanzando.

– Nos tenemos que olvidar de que con el mínimo es suficiente, tienen que intentar hacer las cosas lo mejor posible.

– No te has de preocupar solo por las notas, hay chicos y chicas que, por su capacidad, no necesitan esforzarse para aprobar. El problema llegará cuando con su capacidad no les baste y entonces se sentirán fracasados y no serán capaces de esforzarse para conseguirlo. Preocúpate por su trabajo diario y poténcialo, los resultados llegarán.

– No compares sus resultados, ni académicos, ni deportivos con los de otros niños. Enséñales a esforzarse para mejorar y sobre todo valórale ese esfuerzo. Tienen que aprender a mejorar cada día, no a ser mejores que los otros. Si los comparas y no llegan a ser como los otros, se rendirán y dejaran de esforzarse, además de afectar a su autoestima.

– No le concedas todos sus deseos, enséñale a ganarse las cosas con su esfuerzo

– Tienen que aprender a tener paciencia. Las cosas tardan en llegar, y los resultados del esfuerzo a veces no son inmediatos. Enséñale a esperar.

Pedro García y Francisco Castaño

Si tienes problemas con la conducta de tu hijo o hija nos puedes llamar al teléfono: 666-777-049

El fracaso como aprendizaje.

– Educar a tu hijo en la constancia, la perseverancia y el esfuerzo. Estos tres valores son fundamentales para salir adelante después de que algo no salga como se tenía previsto.

– Enseñar a tu hijo a gestionar la frustración. Está muy de moda hablar de educación emocional. Se les ha de enseñar a los hijos a identificar y controlar sus emociones. La frustración es una de ellas y genera rabia. Cuando algo no le ha salido como el esperaba y lo ve como un fracaso, hemos de entender que el niño, esté triste o enfadado. En ese momento lo mejor es dejar que se le pase antes de hablar con él. No va a querer escuchar y seguramente se enfadará más y lo pagará con los padres.

– No solucionarle todos los problemas ni concederle todo lo que nos pida. Sino creerá que todo es fácil o no aprenderá a hacer las cosas por él mismo, por lo que no se le esta enseñando a reaccionar ante la adversidad. Además si se hace esto, lo que hará será culpar de cualquier cosa, que no le salga como tenía previsto, a los padres, aunque no tengan nada que ver con ellos.

– Cuando tengamos un problema, reaccionar ante él buscando soluciones en vez de dándole vueltas al mismo. Recordad que se educa más con lo que se hace, que con lo que se dice.

– Márcale a tu hijo objetivos que pueda conseguir, si se le exigen cosas que no pueda alcanzar, nunca verán el esfuerzo como una forma de solucionar las adversidades y fracasos, sino como algo inútil ya que no consiguen lo que se les pide. Esto hará que dejen de intentarlo.

-Para tener éxito, es necesario haber fracasado y saber dar la vuelta al argumento. El éxito y el fracaso son dos grandes impostores y las personas de éxito, precisamente son las que primero han fracasado. No evites que tu hijo fracase, sino ayúdale a superar esas adversidades. Es la mejor enseñanza para poder triunfar en la vida.

Pedro García y Francisco Castaño

Si tienes problemas con la conducta de tu hijo o hija nos puedes llamar al teléfono: 666-777-049