Como afrontar los suspensos.

– Cuando se reciben las notas, si no son buenas, no es un buen momento para hablar de ello. Dejar pasar una noche puede ser una buena estrategia para tratar el tema con el hijo estando calmados. En caliente se suelen decir cosas de las que luego uno se puede arrepentir.

– Explicar a los hijos que lo que toca, a partir de ahora, es ponerse a trabajar para recuperarlo. No centrarse solo en que ha suspendido, sino en lo que hay que hacer para superarlo.

– Es importante que cuando estén estudiando se les valore el esfuerzo, ya que esto les animará a esforzarse más y esto es el camino a los buenos resultados.

– Elabora el plan de estudios junto con tu hijo. Un horario con una rutina de lo que ha de hacer en ese tiempo. Distribuir el tiempo por materias y programarse antes de empezar lo que va a hacer de cada una de ellas. Esto ayudará a que sepa que es lo que tiene que hacer y además le será más fácil cumplirlo, ya que lo siente como suyo. Si se lo hace el padre o madre, lo puede ver cómo impuesto.

– Recuerda que lo obligatorio se refuerza, no se recompensa. O sea, valora lo que hace, pero no ha de obtener ningún regalo por hacerlo. Es su responsabilidad y así lo ha de aprender. No hay nada mejor para un hijo, que sus padres le reconozcan lo que ha hecho.

– Sobre todo recuerda que todo se educa y los hábitos de estudio también. Y un hábito se adquiere por repetición y constancia.

Pedro García y Francisco Castaño

Si tienes problemas con la conducta de tu hijo o hija nos puedes llamar al teléfono: 666-777-049

Como actuar con los hijos cuando hay conflictos familiares

– No se ha de criticar a ningún miembro de la familia, ni la forma de actuar de este, delante de los niños.

– Respetar y aceptar las costumbres de la casa donde se vaya aunque no sean las mismas que en se tengan en la vuestra. No pasa nada porque los niños se salten alguna norma de las que tienen en casa.

– No se ha de sobrevalorar la familia de uno y menospreciar otras. Esto confunde a los niños y les hace pensar que lo suyo es lo mejor. Han de aprender a valorar las diferencias y no compararlas.

– No entrar en el reto de las comparaciones de los hijos de uno mismo con los de los otros. Cada uno es diferente y único. Si los padres los comparan por notas, habilidades deportivas o cualquier otra cosa, es muy probable que entren en conflicto con los otros niños.

– Evitar discusiones con otros miembros de la familia en presencia de los hijos. El diálogo y una buena ración de respeto son las mejores herramientas para solucionar las diferencias.

– En el caso de que tengamos un conflicto con algún miembro de la familia, una reunión familiar no es el mejor momento para sacarlo a la luz. Es mejor intentar solucionarlo en otra ocasión y sin los niños delante.

– Los conflictos de pareja se deben de solucionar siempre sin la presencia de los niños. Sobre todo, esto se ha de tener más presente, en periodos vacacionales que se suele pasar más tiempo juntos, y estos conflictos suelen aflorar con más frecuencia.

– Respetar la relación que tiene el cónyuge con su familia. Si se interviene, se puede entrar en discusiones y sobre todo no intentar hacer partícipes a los niños haciendo que se posicionen a favor de la familia de su padre o de su madre.

Pedro García y Francisco Castaño

Si tienes problemas con la conducta de tu hijo o hija nos puedes llamar al teléfono: 666-777-049

Edúcales en la igualdad de género.

– No diferenciar entre niño o niña a la hora de hacer las tareas domésticas. Es bueno que los niños participen de estas tareas, fomenta la responsabilidad y la igualdad.

– Es importante que los padres transmitan con el ejemplo, los niños imitan lo que ven en sus referentes.

– Compra los juguetes en función de los gustos de los niños. No se ha de hacer distinción entre sexos.

– Intercambiar las tareas de casa, quien conduce cuando se va con los niños, quien los lleva a su actividad extraescolar o quien los acompaña a comprar ropa. Si lo hacen indistintamente el padre o la madre, ellos lo asimilarán como normal y no lo distinguirán por quien hace una cosa u otra.

– Cuando surja la ocasión hablarles de los derechos humanos. La igualdad ha de estar entre los sexos, pero también entre las razas y culturas. Si no discrimina en una faceta, tampoco lo ha de hacer en las demás.

– Habla con tu hija o hijo cuando veas que hay alguna situación de discriminación por razón de sexo. Muchas veces vemos situaciones de discriminación en la calle, la tele o en casa de algún conocido.

– Refuerza positivamente los comportamientos no sexistas de tus hijos. Esto les ayudará a volver a repetirlos.

– En caso de noticias de violencia de género, coméntalas con los hijos y dales una explicación, a parte de adecuada a su edad, que sea coherente con los principios de igualdad y la no violencia.

– En la adolescencia, estar atentos a las relaciones que tienen con sus parejas y si hay conductas no adecuadas, explícale porque no lo ha de hacer o no debe dejar que se lo hagan.

Pedro García y Francisco Castaño

Si tienes problemas con la conducta de tu hijo o hija nos puedes llamar al teléfono: 666-777-049

¿Qué hacer si tu hijo empieza a fumar porros?

– Como prevención hay que dotar a los hijos de la capacidad suficiente para saber decir que no y ser capaces de soportar la presión del grupo. Para ello hay que fomentar una buena autoestima y seguridad en si mismos desde muy pequeños, eso no significa dejarles hacer lo que ellos quieran siempre, todo lo contrario, la autoestima y la seguridad de un hijo se forja encontrando el equilibrio entre poner normas, límites, consecuencias y grandes dosis de cariño.

– Hemos de tener un posicionamiento claro ante el consumo de porros y poner unas normas claras. Como que en casa no puede haber nada relacionado con el consumo, mecheros, papel, por supuesto droga… También regular horarios de salida y llegada y sobre todo adaptarlos a la edad del hijo.

– Tener una buena comunicación con los hijos, no interrogarles, sino hablando de los temas que a ellos les gustan y sobre todo entendiendo su postura o creencias, pero no justificándolas. Este es un factor de protección muy importante.

– Fomentar modelos de diversión en que los hijos disfruten y que no tengan ninguna relación con el consumo de substancias. Es muy importante que hagan algún deporte, el ambiente en estos clubs no suele ir ligado al consumo.

– Estar pendientes de nuestros hijos de con quién va y qué hace cuando sale con sus amigos y cómo vuelve, en que tipo de trasporte y en qué estado físico y mental.

– Sobre todo no alarmarnos, si vemos que no deja de consumir buscar ayuda en un terapeuta especializado en adicciones.

Pedro García y Francisco Castaño

Si tienes problemas con la conducta de tu hijo o hija nos puedes llamar al teléfono: 666-777-049

Como ayudar a los hijos a elegir su futuro.

Estamos en el momento en que los chicos y chicas han de pensar que van a seguir haciendo cuando acabe el curso, que tipo de estudios, donde los van a hacer, si van a ir al mundo laboral. Es bueno que las madres y los padres les puedan dar unos consejos a la hora de tomar esta decisión.

– Cuando vayan a decidir, los estudios que van a hacer, es imprescindible que conozcan el plan de estudios completo. Solo por el nombre no se puede saber lo que se hace. También es bueno conocer el instituto o universidad fisicamente. Una vista puede aclarar muchas dudas.

– La libertad y responsabilidad es muy importante. Como padres no se ha de orientar al hijo hacia los estudios que hubiésemos hecho, los ha de escoger él. Tiene derecho a equivocarse. Y si es así, no es bueno recriminárselo, sencillamente ayudarle a retomar el camino adecuado. Aunque no es bueno que cambie constantemente, ya que eso demuestra que no se lo toma en serio o bien que elige sin pensarlo demasiado.

– Asegúrate de que está motivado con sus estudios, si lo que está haciendo no le va bien y los resultados no son los esperados, algo está pasando. Hablarlo con el hijo y analizar la posibilidad de cambiar.

– Antes de la elección es importante que conozcan toda la oferta de ciclos, carreras o variables que pueden realizar. Ayudarle a buscar por aptitudes, gustoy otras no menos importantes como la logística, distancia o medios de transporte.

– Es muy importante que antes de pasar al mundo laboral tengan un título. Sin una acreditación que demuestre que está formado, será muy difícil que encuentre un trabajo con posibilidades de promoción y más aún que le guste. Se ha de intentar que los hijos no abandonen los estudios sin tener algo acabado.

Pedro García y Francisco Castaño

Si tienes problemas con la conducta de tu hijo o hija nos puedes llamar al teléfono: 666-777-049